jueves, 6 de septiembre de 2012

La década prodigiosa. Por Manuel López.


Los años 60, ¿La década prodigiosa?

En la década de los 40/50, las diferencias entre los roles sociales de hombres y mujeres estaban muy marcadas y eran voluntariamente alimentadas desde el inicio de la existencia: educación segregada, expectativas profesionales y vitales diametralmente opuestas, espacios de relación distintos: el lugar de trabajo, la calle y el bar para los hombres; la iglesia, el mirador (o la cocina) y el mercado para las mujeres. Esta separación se mantenía incluso en los espacios concebidos para la aproximación entre ambos sexos: en las salas de fiestas. El desconocimiento mutuo dificultaba la comunicación; en ocasiones, más que palabras, se interpretaban gestos y actitudes.

Los prejuicios, alimentados por la iglesia y la moral franquista, restringían la aproximación entre los sexos. El temor al ridículo o a ser visto como demasiado liberal provocaba que se reprimieran o disimularan los verdaderos deseos. Ellas esperaban que fueran ellos quienes tomasen la iniciativa. La dificultad de comunicación afectaba a ambos sexos.

La década de los sesenta fue el preludio de la progresiva generalización de la igualdad entre los sexos.


¿Cómo fueron realmente los años 60? 

La década de los años 60 se ha convertido en la década mágica del siglo. En boca de la generación en el poder, los 60 parecen una especie de Paraíso perdido de la pureza. Para los amantes de la música pop son los años de los grandes mitos del género: Beatles, Rolling Stones y el Dúo Dinámico. Los de la minifalda, los del seiscientos, los guateques…

Aquellos guateques… fiestas en casa de Paco, Antonio o Magda. Con aquellos tocadiscos portátiles con un sonido muy peculiar. Y aunque en más de una ocasión me tocó ser el pincha discos, eran fiestas alegres y divertidas en una época en la que casi todo estaba prohibido, mientras esperábamos  con optimismo alcanzar tiempos mejores.

La música, la que sonaba por aquellos años: Los Brincos, Los Pekenikes, Los Sirex, Los Ángeles, Los Buenos, Los Mustangs, algo de The Beatles y Sandy Shaw, lo más «in» del momento.

Siempre empezaban con canciones moviditas. Cada uno y cada una, tenía, digamos, su amor platónico Juani, Mari-Tere , Angeles, José, Carlos o Agustín y nos apresurábamos para que no nos tocara la carabina de turno y poder estar más tiempo con la persona que nos gustaba. Hasta que llegaba el gran momento: ¡La música lenta!.

No es que pasara nada, porque ni nos atrevíamos ni nos dejaban, como mucho un muy furtivo roce con las labios en la mejilla, pero ese baile abrazado a la chica de nuestros sueños nos hacia sentir en el séptimo cielo. Eran momentos breves, apenas tres o cuatro minutos, lo que duraba una canción. El los lentos sólo se giraba un poquito, de vez en cuando, para que no pudieran decir que estábamos parados, aunque esto carecía de importancia, ya que todos hacíamos más o menos lo mismo, lo verdaderamente importante era estar abrazados. Cuando la cosa empezaba a ponerse emocionante de verdad, la música lenta daba paso a twist o un rock and roll, que nos hacia despegarnos de nuestra pareja.

¡Hala!, todos a mover el esqueleto, bueno, los que supieran porque lo que es yo... Y todo así, entre lo lento y lo rápido y a eso de las nueve, había que recoger, para que las chicas no llegaran tarde a casa.

La década prodigiosa fue una época de diversión. Teníamos más dinero para gastar y más tiempo para dedicarlo al ocio.


¿Y los tebeos en la década prodigiosa?

La década de los sesenta contempló el principio de la desaparición de los tebeos más emblemáticos, las nuevas inquietudes sociales reorientaron la oferta de la historieta en pos de un público más adulto.

El último tebeo de Aventuras de la época introdujo un atisbo de modernidad, el héoe no era fiel a la típica enamorada de buena familia, sino que tenía una novia en cada puerto: El Corsario  de  Hierro, un  marinero  del  Renacimiento que, junto a sus amigos McMeck y Merlín, lucha contra el malvado Lord Benburry y sus compinches, fue el último héroe a la española de la época. Una época que se nos fue, que ahora con el tiempo, nos es entrañable.

Afortunado
Por ello desde que vengo escribiendo sobre tebeos una cosa me ha quedado clara. Soy muy afortunado. ¿Y por qué pensaréis? Gracias a ello he tenido la suerte de ir recuperando, para mi goce, parte de ese grandísimo grupo de excelentes autores de nuestro tebeo clásico.

El objetivo es que cada vez más gente sé de cuenta de lo que se hizo aquí en aquellos duros años, que se valore porque es realmente meritorio. Lo escrito número a número, pueden darnos una idea de lo que se pudo haber hecho en nuestro país en otras circunstancias. El trabajo de esos brillantes dibujantes que con la ilusión por ver sus viñetas e ilustraciones publicadas y vistas por los demás les hizo no rendirse ante la adversidad.

Desde siempre el artista nacional, de cualquier época, ha sido infravalorado. Esto tiene que cambiar ya y darse cuenta de lo que uno tiene delante. No todo lo que vino de fuera es grande ni todo lo que se hizo aquí fue cutre. Somos tan tontos que creemos que un dibujante de fuera, por el mero hecho de serlo, no puede ser igual de malo, no es igual de cutre. Por fortuna vengo observando que la gente en general va teniendo en consideración a esos artistas y ello me anima a seguir buceando en nuestros autores clásicos.

Por ello invito a que difundáis entre la gente lo que conocéis sobre los artistas y el tebeo clásico. Si ahora estás empezando a interesarte por el trabajo hecho por nuestros clásicos enhorabuena y felicidades porque te vas a llevar gratas sorpresas.

Manuel López

1 comentario:

Allerastur dijo...

El famoso Pick-Up (pérfida Albión) de nuestras hermanas o hermanos mayores.

http://pictures.todocoleccion.net/tc/2009/09/05/14808843.jpg

Por si alguien le quiere poner un ojo encima a la maquinita de marras.

Gracias por tu colaboración, que como siempre nos hace viajar en el recuerdo y ser felices con ello.

ADVERTENCIA

- Todos los links y archivos que se encuentran en este sitio, están alojados en Internet, nosotros solo indicamos donde se encuentran, este blog no aloja ningún tipo de material con derechos de reproducción limitados.

- Cualquier archivo protegido por algun tipo de ley debe permanecer, máximo, 24 horas en sus ordenadores.

- Ellos pueden ser bajados solo para pruebas, debiendo el usuario borrarlos después de 24 horas.

- La adquisición de estos archivos por internet es de única y exclusiva responsabilidad del usuario.

- El dueño del blog y cualquier otra persona que tenga relación con el mantenimiento de este sitio no tiene responsabilidad alguna sobre los archivos que los usuarios bajen ni en como los utilizan.

-Los usuarios que utilizan este sitio, tienen total conocimiento de los términos señalados anteriormente.

Bitácoras amigas donde mirar.

Bitácoras de autores que me tiran.

Bitácora

Etiquetas

Belen Astur (Mieres del Camín)

ASTURIAS PATRIA QUERIDA