martes, 26 de enero de 2010

Hacha y espada. Armando

.
REMEMBRANZAS EN BLANCO Y NEGRO: ARMANDO.

Aprovechando la oportunidad de colaboración que se me brinda, quisiera intentar corregir el olvido en que se tiene, (por parte de la mayoría de publicaciones dedicadas a la historieta), al tebeo clásico o de posguerra, ya que todo lo publicado entre las décadas que van de los 40 a los 60 tiene más interés del que se le adjudica, máxime si tenemos en cuenta el sentido peyorativo que se le daba a la historieta autóctona, por eso es mucho mas meritorio el trabajo de un autor como Armando, que dentro de las limitaciones a las que se veía obligado, fue capaz de legarnos obras como: Jeque Blanco, Mendoza Colt y Arizona que fueron configurando, de alguna forma, el tebeo que hoy tenemos en nuestras manos, una obra que quedará como una de las mejores de su tiempo: Hacha y Espada, el que nos parece el mas destacado y personal tebeo de éste autor. En ella quedan patentes sus mejores logros como historietista.

Los tebeos posbélicos han despertado, de forma intencionadamente política, más críticas que otros productos tanto anteriores como posteriores. Y aunque quizá resulta tan fuera de lugar el intentar reivindicar ahora a estos magníficos seriales como descalificarlos de forma global sin querer entender en que condiciones fueron creadas, nosotros preferimos optar por la segunda opción, conscientes del resbaladizo terreno que ello significa. En estos años, la historieta partía de un planteamiento completamente clásico, que se desarrollaba deforma correcta, no como la mayoría de los tebeos actuales, en los que la búsqueda de la espectacularidad hacen olvidar la claridad narrativa.


Título: Hacha y Espada 1961

Editorial: Maga.

Colección: : 58 cuadernillos

Edición primer número: 1961.

Dibujos : Armando


Un trabajo que atrapa.

En Hacha y Espada hay de todo: violencia, acción, amor, sangre, ritmo y unos muy adecuados dibujos, pero sobre estos ingredientes está la historia.

Si bien es cierto que el disponer de una buena historia no es siempre sinónimo de un buen tebeo. Hacha y Espada reúne, indudablemente, todas las cualidades para ser un buen tebeo. Nos encontramos con un guión que está bien dosificado que otorga a la obra de gran valor narrativo y los dibujos tienen atractivo estético y adecuados narrativamente.



El maestro olvidado.

Resulta mas que obvio, que todo lo publicado por Armando posee en si misma una calidad intrínsica, por lo que es del todo incomprensible el olvido en que se tiene a este autor por parte de la llamada critica especializada que no del aficionado.

La labor de Armando como historietista propiamente dicha, siempre hemos considerado que no ha sido reconocida como merecía. Armando era un dibujante correcto, con un estilo muy marcado y personal, que le permitía realizar una muy adecuada ambientación de las historias y que además experimentó una evolución notable a través de los años.

Se puede decir que Armando fue uno de los más firmes puntales de nuestra historieta y que formó parte del grupo de cabeza en el difícil género de la aventura, genero que dominó a la perfección. En Hacha y Espada, el dibujo se adecua de forma armoniosa al guión.


La historia.

Basada en el más puro folletín de principios de siglo, tan grato a los tebeos de la época, Hacha y Espada comienza con el asesinato del progenitor de los que serán los protagonistas de la historia: el Conde de Armagnac casado en secreto con Leticia de Brantóme cuyo tío el Duque de Brantóme ambiciona toda sus posesiones siendo el responsable del asesinato perpetrado contra el de Armagnac secundado por su sicario Sganarel.

De éste primer conflicto le viene a la historieta esa oscilación entre un esquematismo expresivo, a menudo apreciable en el dibujo, y una complacencia descriptiva que reclama la contemplación maravillada de algunas de sus imágenes.

Lo primero que destaca, o que se hace notar en esta historieta es el "diseño de la página". Todo está producido de acuerdo con unos patrones de diseño estéticamente atrayente, muy en consonancia con la época en la que se desarrolla la historia y con el carácter de aventuras que fundamenta el tebeo.

La serie, como ya hemos dicho, da comienzo con el asesinato del Conde de Armagnac por orden del Duque de Brantomé, quien pretende que su sobrina Leticia firme unos documentos en los que le cede todas sus propiedades. Beltrana la nodriza de los que serán nuestros héroes a través de un pasadizo secreto huye llevándose a éstos y acompañada por un perro llamado Rompehuesos. Descubierta la fuga, Beltrana logrará escapar con el pequeño Rolando, mientras que Rompehuesos dejará a Mario a la puerta de un leñador, salvándose así de ser capturados por los sicarios de su tío: el Duque de Brantóme.

Pasados los años ambos hermanos se encontraran gracias a un enfrentamiento entre ellos y reconocerse por un tatuaje común que tienen en uno de sus brazos: Una flor de lis.

Enterados de sus orígenes por mediación de una agonizante Beltrana, ambos hermanos deciden rescatar a su madre prisionera de su tío.

Así se inician las aventuras de Hacha y Espada, a quienes se les unirán los llamados proscritos de Namur, a través de las mismas conoceremos a Griselda, novia de Mario, que pronto queda prendada de Rolando, conoceremos, también a Nannette (La Dama Enmascarada) de la que se enamorará Mario, y que ha sustituido y robado a su señora la Baronesa de Anglet.

Hacha y Espada es un continuo arrebato de complicadas sustituciones, de cambios de situación donde se turnan inocentes y culpables. Hacha y Espada nos presenta unos personajes que rara vez se están quietos que viven en continuo movimiento, como si ninguno de ellos tuviera que hacer otra cosa que participar en la acción ininterrumpida.

Fuga y seguimiento son, al igual que en la mayoría de los tebeos de la época, reiterativas, donde los personajes de ambos bandos se van dando caza unos a otros obstinadamente.

En las páginas de Hacha y Espada todos los hallazgos son rápidamente relevados. Este sentido de lo inesperado, como algo que no puede fallar, las víctimas o los perseguidores son dos bandos que practican habitualmente una continua demora de la acción una vez conseguido el apresamiento, de forma que la amenaza se quede en apercibimiento o en advertencia.

Como ya hemos señalado con anterioridad Hacha y Espada entronca directamente con el folletín clásico y hasta con el primer cine de episodios, por la repetida utilización de esquemas que les son comunes y a través de sus características básicas de acción y dinamismo. Hacha y Espada refleja, asimismo, claras reminiscencias de otras series, aunque está tratado ya con un humor y distanciamiento propios de la evolución general seguida por el cuaderno de aventuras

Hacha y Espada ha sido una grata sorpresa. Sólo conocíamos esta saga de referencia, nunca habíamos tenido la ocasión de haber leído ni tan sólo uno de los cuadernillos que configuran la saga, y quizás fue por eso que no nos atrajo tanto en un principio. Luego la historia resultó ser muy entretenida y su tratamiento y el de sus protagonistas mucho más interesante que lo habíamos augurado.

Resumiendo Hacha y Espada me parece el más personal tebeo de Armando, y posiblemente una de las mejores series del cómic posbélico. Todo en ella aglutina los mejores logros de su autor, aquí en su forma definitiva: desde la atmósfera hasta el acertado tratamiento visual.

Sin embargo, paradójicamente, Hacha y Espada también es una nueva demostración de que no siempre los mejores trabajos de un autor y por ende de una época son lo suficientemente reconocidos debido al descarado y partidista trato dado a nuestro cómic clásico, la engañosa objetividad de algunos críticos que lo han tratado de forma mas que despectiva, sin molestarse en profundizar, ni aún en conocer el entorno en el que debían trabajar aquellos esforzados artistas, ello hace aún mas imperdonable, el que estos mismos críticos nos ponderen a los Superhéroes americanos, representantes del más puro y fascista imperialismo USA. Es indudable que para ellos los tebeos son objeto de un dispar trato según su realización haya sido en Estados Unidos o en la España posbélica.

Existe también, cierta tendencia a rechazar el tebeo de esos años por considerar que lo que plantea es, aparentemente, demasiado obvio y repetitivo, con temas fácilmente intercambiables y con unos personajes que eran calco los unos de los otros, sin tener en cuenta que la gran sutilidad del cómic consiste en adoptar formas y convenciones de diversos géneros tebeístico y fundirlos en una mismo tebeo, sin que los cambios de tono ni los giros narrativas chirríen entre sí.

Hacha y Espada es el trabajo más severo y formalista de Armando, y eso se nota hasta en la manera de dibujar

Como ya ha dicho, en más de una ocasión: En ningún otro país se ha tratado tan despiadadamente a sus tebeos y autores como aquí se ha hecho y se sigue haciendo con los nuestros.

Manuel López

1 comentario:

silve dijo...

Pues tienes toda la razón ha sido uno de los mejores dibujantes de tebeos de este país, realizo parte de Jeque Blanco, también trabajo en Mendoza Colt, y realizo toda la seria de Arizona donde dibujo unos caballos fantásticos, es la serie que mejores caballos tiene y luego para rematar la faena pues Hacha y Espada, que es estupenda. Buen trabajo Manuel.

ADVERTENCIA

- Todos los links y archivos que se encuentran en este sitio, están alojados en Internet, nosotros solo indicamos donde se encuentran, este blog no aloja ningún tipo de material con derechos de reproducción limitados.

- Cualquier archivo protegido por algun tipo de ley debe permanecer, máximo, 24 horas en sus ordenadores.

- Ellos pueden ser bajados solo para pruebas, debiendo el usuario borrarlos después de 24 horas.

- La adquisición de estos archivos por internet es de única y exclusiva responsabilidad del usuario.

- El dueño del blog y cualquier otra persona que tenga relación con el mantenimiento de este sitio no tiene responsabilidad alguna sobre los archivos que los usuarios bajen ni en como los utilizan.

-Los usuarios que utilizan este sitio, tienen total conocimiento de los términos señalados anteriormente.

Bitácoras amigas donde mirar.

Bitácoras de autores que me tiran.

Bitácora

Etiquetas

Belen Astur (Mieres del Camín)

ASTURIAS PATRIA QUERIDA