miércoles, 1 de julio de 2009

Pepote. Gordillo. Según la personal mirada de L. Porras

Pepote. El más genuino representante de la burguesía madrileña

Gordillo ha representado una grata sorpresa. Lo recordaba de las historietas de su personaje Pepote que había leído en los almanaques de Aventuras del FBI, Jeque Blanco y Mendoza Colt y quizás fue por eso que me atraía tanto una relectura de esos almanaques. Luego las historias resultaron ser muy entretenidas y su tratamiento y el de su protagonista mucho más interesante que lo que recordaba.

Está fuera de toda duda que Gordillo es uno de los dibujantes más atractivos de cuantos han surgido en el mundo del tebeo humorístico autóctono en nuestra posguerra.

A la efectividad del dibujo hay que añadir la de la planificación de las páginas, que confiere el ritmo adecuado a la narración, y la elección de los planos que proporciona fuerza a la misma.

El humor de Gordillo está muy alejado del que practicaba Bruguera, de lo que se denominó Escuela Bruguera, es un humor más castizo, en algunos aspectos, a mí me recuerda al practicado por Rojas de la Cámara con algunos de sus personajes. Incluso se permite un ligero toque de ironía no exenta de cierta mala leche en sus historietas, agazapada ésta, perversamente, entre las imágenes de un estilo visual pulcro y eficaz, capaz de hacer parecer fácil lo que es realmente difícil.

cuentos

Las historietas de Gordillo, son originales y ostentan cierto toque de distinción, con unos di
álogos francamente divertidos cuando hace falta. Gordillo, crea sus propias reglas en cada trazo. El rasgo característico de Gordillo es su enorme personalidad, lo exageradamente reconocible de su huella.

Entre los numerosos hallazgos de su personaje: Pepote, está la amplia gama expresivo-gestual del que ha sabido dotarlo su creador que, en ocasiones, constituye un auténtico gag por sí misma. Desgraciadamente, cualquier obra perteneciente a esos años, está condenada a una observación y valoración minoritaria. Lástima. Sí, lástima; porque de esa forma un personaje como éste habrá pasado desapercibido a la actual generación de lectores de tebeos. Y de personajes como éste se hicieron muy pocos.

En definitiva cualquier análisis confirma la originalidad y la importancia de las propuestas de este historietista. Un trabajo, de cualquier forma, imprescindible, modélico en ocasiones, con un personaje memorables en el que además comprobamos hasta qué punto Gordillo es un excelente dibujante.

Un historietista genial.

Después de varios meses sin leer un tebeo, vuelvo a sentarme frente a un teclado para darme un gusto. El gusto de tener que releer unas historias espectaculares de Gordillo, de intentar analizarlas, de buscar los detalles para poder comentarlos a muchos de los lectores, que probablemente no hayan leído nunca una sola historieta de Gordillo y es que éste no es un artista tan popular como Karpa, Ibañez, por citar solo dos ejemplos. Quien después de estas líneas, acometa la lectura de las historietas de los mencionados almanaques, y después de disfrutarlas tanto como yo las he disfrutado, coincidirán conmigo en que sus tebeos no se leen solo una vez. Gordillo forma parte de aquellos alquimistas del humor que intentaban ante todo conseguir divertir a una gente en unos tiempos en los que había poco de lo que reírse.

Photobucket

En lo que respecta a la crítica, sería deseable pudieran recordar aquellos trabajos de los autores de la edad dorada del tebeo cómico español que hicieron las delicias de MILES de lectores en los años 50, 60 y 70. TEBEOS de consumo rápido y carcajada sincera. TEBEOS como los que ya NO se hacen, basándose en unos criterios y líneas editoriales menos elitistas. Los análisis sobre cualquier obra de la época deberían entenderse fácilmente, evitando que ningún don nadie se crea importante por el mero hecho de descalificarlos. Decir siempre lo que se piensa, siempre que no se insulte a quienes no piensen como ellos. Todo debería argumentarse.

Va siendo hora de tomarse la historieta como lo que es, una distracción y nada más. No es necesario escribir largos ladrillos interminables llenos de vacuidad para engordar su propio ego, ni es necesario faltar el respeto al trabajo de cualquier tipo de profesional que se ganaba su pan haciendo tebeos, ni generalizar con total desconocimiento sobre el tebeo clásico humorístico.

Y que quede bien claro: nosotros no consideramos que algunos críticos sean una especie de sodomitas insaciables a los que haya que repudiar. Pero sí que consideramos que las actitudes radicalmente anticlásicos de algunos son francamente impresentables.

Photobucket

Obviamente no quiero decir con esto que a esos tebeos no haya que criticarlos o que hayamos de adorarlos (no!!!!) pero si me gustaría que por lo menos entre nosotros, entre los que QUEREMOS a los tebeos, clásicos o no, nos apoyaremos por lo menos, por lo menos... un poquito... sería curioso... no?

Y es que ya no queda tiempo en nuestra vida para la sonrisa sincera y para las obras agradables, aunque no trascendentales. Yo sin embargo aún nos reímos con algunos TEBEOS, y nos gusta dedicarle nuestro tiempo a una obra divertida

Gordillo hace de sus historietas un ejercicio de estilo, logrando una historias basadas única y exclusivamente en la narrativa, despojada de todo artificio que pueda imponer el dibujo.

cuentos

Directamente nos adentramos en la narración, en la composición de la página y ahí es dónde brilla su genio. Las páginas de Gordillo son narrativas en toda su extensión, con un absoluto dominio del lenguaje gráfico, sorprendiendo en cada número.

La obra de Gordillo no debiera precisar presentación alguna. Es posiblemente uno de los autores de tebeos más importante de la historia de nuestro país, con una obra que se cuenta por aciertos y genialidades. Es una auténtica desgracia que no exista una edición digna y unificada de la obra de quien ha sido, sin atisbo de duda, uno de los más grandes historietistas autóctonos. Gordillo: dibujante superdotado, narrador puro y mágico.

En la obra de Gordillo brilla una imaginación formidable y un espíritu lúdico y juguetón. Exponente de esta segunda línea de trabajo son las divertidísimas y parodicas historietas que reproducimos. Se trata de unas historietas que acumulan gag tras gag, tanto visuales como verbales, si bien destacan éstos últimos con delirantes diálogos y personajes cuyas vicisitudes rozan constantemente el capricho surrealista, con la subsiguiente sensación de libertad creativa

Pepote

¿Qué se puede decir de este personaje que no se haya dicho ya? Posiblemente, una de los personajes de más calidad que se han visto y, sin duda, de los más geniales que ha dado nuestra posguerra. Gordillo ha sabido adentrarse como nadie en ese particular mundo de la burguesía madrileña. Dotando de una extraordinaria consistencia al protagonistas. Sus historietas narran con brillantez historias que rozan el más absoluto surrealismo, dejándonos sin embargo el más fiel reflejo de una típica sociedad de posguerra. Una de esas obras atemporales que debe ser considerada desde ya como una gran obra maestra.

Entre 1940 y 1960, España conoció una época de oro en lo que se refiere a historietas. Se publicaban gran variedad de revistas de diversas categorías: infantiles, de humor…. La Editoriales en esos años, producía en sus talleres decenas de títulos.

Había historietas para todos los gustos: Oeste; Selva; Espionaje, etc. Su tiraje era espectacular para la época. Eran dibujadas totalmente por españoles

A finales de los sesenta nuestra historieta conoció lo que hemos dado en denominar "Los años difíciles", Muchos dibujantes partieron al exterior; otros se dedicaron a profesiones afines como publicidad y diseño; sólo unos pocos pudieron seguir en lo suyo. Gordillo fue de estos últimos, se quedó.

Pero nos estamos desviando del camino…. Gordillo, significó el descubrimiento de otro tipo de humor, un humor diferente al que nos venían dando la editorial Valenciana y Bruguera.

Concretamente con Pepote un original retrato de la burguesía madrileña, pero no solo Pepote, las historietas de Gordilla nos impactaron al igual, suponemos, que a miles de personas que leyeron sus historietas. Ese humor, ese realismo, esa personalidad en los personajes, esa imaginación en tantas situaciones, hacen de las historietas de Gordillo un interesante e imprescindible divertimento.
L. Porras.

cuentos

1 comentario:

"Allerastur" dijo...

A fe mía que lo del sexo débil no deja de ser algo alegórico, que se lo pregunten en caso contrario a esa farola.

Me recuerda "La Codorniz" y "al Gaviotu" que salía en prensa asturiana (tiras cómicas en "El Comercio"), tengo que ponerme a indagar y ver algunas cosinas con la intención de aclarar dudas al respecto.

Salud e Inteligencia.

ADVERTENCIA

- Todos los links y archivos que se encuentran en este sitio, están alojados en Internet, nosotros solo indicamos donde se encuentran, este blog no aloja ningún tipo de material con derechos de reproducción limitados.

- Cualquier archivo protegido por algun tipo de ley debe permanecer, máximo, 24 horas en sus ordenadores.

- Ellos pueden ser bajados solo para pruebas, debiendo el usuario borrarlos después de 24 horas.

- La adquisición de estos archivos por internet es de única y exclusiva responsabilidad del usuario.

- El dueño del blog y cualquier otra persona que tenga relación con el mantenimiento de este sitio no tiene responsabilidad alguna sobre los archivos que los usuarios bajen ni en como los utilizan.

-Los usuarios que utilizan este sitio, tienen total conocimiento de los términos señalados anteriormente.

Bitácoras amigas donde mirar.

Bitácoras de autores que me tiran.

Bitácora

Etiquetas

Belen Astur (Mieres del Camín)

ASTURIAS PATRIA QUERIDA